Comparación del culto budista y cristiano

Las formas más antiguas de ceremonias budistas son del tipo sinagoga (aunque de ningún modo derivan de fuentes judías) pues, aunque no hay oración, consisten principalmente en la confesión, la predicación y la lectura de las Escrituras. Pero esta severidad puritana no podía ser popular, y pronto se añadió al ritual la veneración de imágenes y reliquias. El primero fue adoptado por el budismo antes que por los brahmanes. Este último, aunque es un rasgo notable del budismo en todos los países, es casi desconocido en el hinduismo.

En sus desarrollos posteriores, las ceremonias budista y cristiana presentan un parecido extraordinario debido, en mi opinión, principalmente a la convergencia, aunque no descarto del todo la influencia mutua. Tanto el budismo como el catolicismo romano aceptaron el ritual pagano con algunas reservas y refinamientos. El objeto de adoración es una imagen o santuario que contiene una reliquia que se coloca en un lugar destacado en la parte posterior de la sala de adoración. Se rechazan los sacrificios de animales pero se permiten las ofrendas de flores, velas e incienso, así como el canto de himnos. No es del todo extraño que rituales budistas y católicos partiendo de los mismos elementos terminen produciendo efectos escénicos similares.

Sin embargo, aunque el efecto escénico puede ser similar, a menudo hay una diferencia en la naturaleza del rito. Las invocaciones directas no faltan en el budismo tibetano y del Lejano Oriente, pero muchos servicios no consisten en oraciones sino en la recitación de escrituras por las que se gana el mérito. Luego, los oficiantes transfieren formalmente este mérito a un objeto especial, como la paz de los muertos o la prosperidad de un suplicante vivo.

Fases posteriores del hinduismo y el budismo están impregnadas de lo que se conoce como tantrismo, es decir, el esfuerzo por alcanzar fines espirituales a través de actos rituales como los gestos y la repetición de fórmulas. Estos recursos son peligrosos y pueden volverse infantiles, pero quienes los ridiculizan a menudo olvidan que pueden llamarse sacramentales con tanta propiedad como magia y que, de hecho, se basan en la misma teoría que los sacramentos de la Iglesia Católica. Cuando un niño se hace elegible para la salvación por la aspersión de agua, por la señal de la cruz y por el mantra "En el nombre del Padre", etc., o cuando el espíritu divino se encuentra en el pan y el vino y la adoración , estos ritos son muy parecidos al ceremonial tántrico.

offerings in catholic church

 312 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir